CIRCULARES

Circular de la semana en curso - CIRCULAR 1617. 17-06-2024

La verdadera AMISTAD no necesita comunicarse a diario, pero se percibe su presencia constante. Al reunirse, la conexión fluye naturalmente, como si el tiempo no hubiera pasado desde la última vez. Esas amistades son realmente especiales. Esas amistades son las de verdad”

Queridos amigos y amigas: “Si a uno de tus amigos se le ocurre exponer cuadros, ve a verlos. Si otro va a cantar, ve a escucharlo. A los que tienen un negocio, cómprales. Al que escribe, léele. Al que se pone enfermo, visítale. Al que esté sumido en la tristeza, abrázale. Al que te confíe sus problemas, préstale atención. A algunos les cuesta luchar por sus sueños, recomiéndalos, motívalos, apóyalos. De eso se trata la AMISTAD”. De eso se trata, precisamente, ser ANTORCHA.
Y ese fue el objetivo principal en la fundación de nuestra Peña, mantener esa amistad que se había construido entre los padres de alumnos y profesores de aquel Grupo Escolar Portaceli y que formaban parte de la, posiblemente, primera A.P.A. de Sevilla. Aquella amistad surgida entre ellos no podía terminar con el cierre del citado Grupo Escolar, por lo que su director: D. José Almoguera, optó, junto al resto de padres y profesores, por fundar una asociación de amigos, naciendo entonces la Peña Cultural Antorcha.
Nos gusta reiterarnos, cada vez que podemos, en nuestra historia, porque intentamos inculcar entre nuestros asociados el verdadero espíritu de nuestra Peña. Desde el principio, todos los socios eran amigos y compartían su tiempo, sus actividades, sus preocupaciones, sus VIDAS. Siempre fuimos una asociación ejemplar, familias enteras compartían el mismo espacio formando una sola FAMILIA. Los hijos más pequeños formaban la Comisión Infantil, donde compartían sus juegos y aventuras. Los jóvenes, creaban sus propias actividades: cineforun, fiestas, campamentos, voluntariados en residencias y asilos, teatro, coro, entre otras muchas. Muchos de ellos acabaron incluso uniendo sus vidas en matrimonios, formando sus propias familias. Y los mayores, vivían la Peña como una extensión más de sus propias casas. La Peña se vivía de igual manera, por las mañanas y por las tardes, todos los días de la semana, siempre estaba llena, siempre había un motivo para reunirse, para compartir alegrías y preocupaciones: almuerzos, homenajes, proyecciones cinematográficas, excursiones, fiestas y bailes, eran especiales las de Fin de Año, y absolutamente todo en nuestra sede, en nuestra Peña, en nuestra casa. Sin olvidarnos, por supuesto, de nuestras Eucaristías de cada viernes donde siempre faltaban sillas, y en las que agradecíamos cada semana a Dios, a su Santísima Madre y a la Divina Providencia el poder compartir nuestras vidas en común con las de nuestros amigos. Infinidad de cuadros expuestos en nuestra sede actual así lo atestiguan, infinidad de fotografías que capturaron momentos inolvidables y que nos hablan, sin hacerlo, del verdadero secreto de nuestra longevidad: LA AMISTAD.
Hemos pasado de, aproximadamente, 80 socios, a 530. De una sede en un piso alquilado en una primera planta de apenas 100 m2, y una escalera de acceso con una pendiente infernal, a un hermoso local en planta baja de 470 m2. Han pasado 51 años, los tiempos han cambiado aunque nuestras tradiciones y creencias siguen siendo las mismas. La vida ya no se comparte igual, ni siquiera en las propias familias, las nuevas tecnologías tienen mucha culpa de ello. Nuestra propia sede aparece desangelada en no pocas ocasiones. Las distintas actividades, que ocupan prácticamente todos los horarios de la semana, matinales y vespertinos, atraen a simpatizantes y asociados que se van al término de los mismos, se comparte la actividad, pero no la VIDA.
Tenemos que volver a recuperar esa sensación. Tenemos que volver a recuperar esa Peña que nos hizo tan grandes. Tenemos que volver a recuperar esos momentos que inmortalizaron las fotografías de nuestros cuadros. Tenemos que volver a recuperar a esos niños jugando en nuestra sede, a esos jóvenes compartiendo sus inquietudes en ella. Tenemos que volver a recuperar nuestra esencia, pero todos los días. Tenemos que volver a llenar los autocares en las excursiones y los grupos en las visitas culturales. Tenemos que conseguir de nuevo, que vuelvan a faltar sillas en cada actividad que realicemos, sobre todo en las Eucaristías de los viernes, siempre tenemos algo que agradecer, alguien a quien recordar y que se preocupó de ofrecernos una forma de vivir la vida cultivando la amistad, y de procurarnos un lugar donde disfrutar de ello. Tenemos que volver a recuperarnos a nosotros mismos, volver a ser lo que fuimos. El futuro de nuestra Peña tiene que estar en la presencia de nuestros hijos y nietos en la misma, en el ejemplo de vida que vean en nosotros y que seamos capaces de inculcarles.
Tenemos que volver a recuperar la VIDA en nuestra Peña como siempre fue. Volvamos a ser amigos todos de todos y vivir esa amistad en común, sin crear grupitos reducidos que distorsionen o separen.
Recuperemos la AMISTAD que nos ha hecho grandes, únicos y difícilmente irrepetibles.

NUESTRAS ACTIVIDADES
CORO: Gran actuación de nuestro Coro ante la Cruz de Mayo en nuestra sede el pasado mes, y ante un aforo casi completo. Los cambios habidos entre sus componentes, director incluido, antes de significar una merma en sus voces o en sus actuaciones, han pasado casi desapercibidos, ya que se sigue escuchando igual de bien ahora, con una nueva dirección, con más voces masculinas y la incorporación de dos cajas que suenan de maravilla. Nuestra más cordial enhorabuena al trabajo realizado, los cambios suelen ser complicados, a los nuevos componentes y a su nueva directora en particular, y a todo el Coro en general, que siguen llevando el espíritu y el nombre de nuestra Antorcha a las residencias, conventos, asilos y demás lugares donde tanta falta hace la alegría que ellos transmiten.
GRUPO DE TEATRO: El pasado día 8, tuvo lugar en nuestra sede la representación teatral que nuestro Grupo de Teatro suele prepararnos cada curso. Lleno absoluto de la sede, agotando toda la disponibilidad de sillas existentes (130), incluso con personas de pie. Y por supuesto, inmejorable actuación de los componentes del Grupo, que lograron arrancar las risas y los aplausos de todos los asistentes, principal objetivo que se plantean con cada ensayo que realizan. La representación de este curso ha contado con el debut de un nuevo actor en potencia, Manuel de la Cruz, que resultó ser una gratísima sorpresa, como lo fue también la caracterización de algunos personajes que resultaba difícil de reconocerles. Enhorabuena también, desde aquí, a todos sus componentes por el esfuerzo realizado durante todo el curso con los ensayos, mereció la pena visto el espléndido resultado. Ánimo, cada sonrisa arrancada lo merece.
ALMUERZO DE FIN DE CURSO: Y este pasado sábado, celebramos así mismo en nuestra sede el Almuerzo de Fin de Curso. 91 personas se dieron cita para disfrutar de un almuerzo bien servido por la empresa de Catering Arrabal, y de la compañía de todos y cada uno de los comensales, lo que, por otra parte, suele ocurrir cada vez que nuestros socios y simpatizantes se reúnen para estar juntos.
Un almuerzo que, emocionalmente, rompió en lágrimas que evidenciaban los sentimientos a flor de piel de los asistentes, cuando al término del mismo se procedió al nombramiento de Socios de Honor y Antorchas de Oro. En esta ocasión fueron declaradas Socias de Honor: Josefa Blanco Jiménez, conocida de siempre en la Peña como Pepita la del Taxista; Carmen Lara Pozo (Carmencita); y las hermanas Carmen e Isabel Carballar Mateos. Todas ellas representan cada día y con su actitud, el verdadero espíritu de nuestra Antorcha, entrega y dedicación a los demás. En las lágrimas que brotaron directamente de los corazones de cada una de ellas, iba reflejada la gratitud que sintieron tras cada declaración, inmerecida según ellas, pero totalmente meritorias según el resto de los asistentes. Lágrimas, que también reflejaron en algunas de ellas el recuerdo de quienes fueron parte de sus vidas y que ahora interceden por ellas y por todos nosotros desde nuestra Peña Celeste: Pepe (el Taxista), esposo de Pepita Blanco; y Maruja Carballar, hermana de Isabel y Carmen.
Gracias a las cuatro homenajeadas por representar en sus acciones y actitudes, en sus maneras de ser, este espíritu Antorcha que ha hecho posible la longevidad de nuestra Peña. Gracias por ser Antorchas y por enseñarnos a serlo.
Finalmente, les fue impuesta la Antorcha de Oro a : José Manuel Amodeo Hernánez y Vanesa Gil Lartigue, un joven matrimonio que lleva relativamente poco tiempo entre nosotros, aunque el padre de él si fuera socio antiguo de nuestra Peña hasta que falleció recientemente, pero cuya entrega a la causa de la Peña ha sido total desde el primer día. Ella, por ser la autora del cuadro que representó a la perfección el cincuenta aniversario de nuestra fundación y que se encuentra expuesto en lugar preferente de nuestra sede. Él, por su inmenso trabajo y disposición, sobre todo, para el montaje y desmontaje de nuestra caseta, incluido, junto a su esposa, en la función como delegado de la misma, o en el servicio de las mesas para los almuerzos de nuestros invitados especiales. Gracias a José Manuel y a Vanesa por haber llegado a nuestra Peña y por servirla con la dignidad que se merece. El espíritu Antorcha no ha germinado en vosotros, habita dentro de vosotros.
OBITUARIO: Deciros que, hace unos días, partió hacia nuestra Peña Celeste Dña Dolores Ferrer, viuda de D. Antonio Hinojosa, una gran mujer, Antorcha de pura cepa, que supo vivir nuestra Peña y sacar adelante, junto a su marido, a sus 9 hijos, inculcándoles a todos ellos su mismo espíritu de entrega y sacrificio, dos de ellas son religiosas de las Hermanitas de los Pobres. Siempre recordaremos los exquisitos guisos que preparaba cada año para la comitiva de nuestros Reyes Magos. Descansa en paz Loli, e intercede ya junto a Antonio por todos nosotros. Su misa en nuestra Peña será el viernes 27 de septiembre.

FELIZ VERANO A TODOS


Nada más. Hasta la próxima. Un cordial saludo de LA JUNTA DIRECTIVA