ACTIVIDADES DE LA PEÑA

NUESTRA LABOR EN LA FERIA DE SEVILLA

EL DIA DE NUESTRAS NIÑAS

Feria de Abril en la Caseta de la Peña Antorcha, si, así es, FERIA porque allí se vive la feria de muy distintas maneras, es una feria muy particular, se come se bebe y se baila como en toda las demás casetas, pero hay algo en ella que la hace distinta a las demás.
Por nuestra caseta se pasea el Señor, se manifiesta con más fuerza en los días que lo hace convertido en las personas que, para la sociedad, son las más necesitadas: los discapacitados, las niñas y los ancianos, y a lo mejor lo que no sabemos es que somos nosotros los que necesitamos más de ellos, pues en ellos es muy dificil ver la maldad, el egoísmo, la envidia .... , es más fácil ver paz, tranquilidad, felicidad ... eso que toda persona busca.
El acercarse a ellos es ver a Cristo cargando con la Cruz.
En nuestra caseta se nos da la oportunidad de aliviar un poco su peso, allí te puedes convertir en "Verónica" y hacer un gesto compasivo, como ella, que se acercó a enjugar el rostro de Jesús ante tanta crueldad, a ella no le importó, venció todo miedo y decidió amar en medio de una multitud movida por el odio o la indiferencia. O puedes ser Simón el Cirineo que primero agarró la cruz con un brazo, pero instintivamente le tendió el otro a Jesús, que se agarró a él y se dejó levantar suavemente. Cuando sus cabezas estuvieron a la misma altura Simón pudo ver más de cerca los ojos de Jesús, y comprendió que eran iguales, era una persona que necesitaba ayuda y aun con miedo lo acompañó hasta el final. Pues bien en la Peña tienes la oportunidad de mirar cara a cara a Jesús, y eso es algo muy grande. Lo que al principio parece un sacrificio se convierte en una bendición.
Si tienes ocasión y te puedes acercar, ven y disfruta sirviendo a los necesitados, la recompensa es inmensa, recibirás el 101 por ciento, te lo aseguro.

LAS NIÑAS COMIENDO LAS NIÑAS COMIENDO

DIA DE LOS ANCIANOS

CON NUESTROS ANCIANOS CON NUESTROS ANCIANOS

Nuestra caseta, pisa el Real con más Fuerza que ninguna. Por qué digo con más fuerza, pues porque no hay ninguna caseta en toda Sevilla que luzca su pañoleta, sus visillos, lámparas, luces, cuadros etc ... , con más razones con las que lo hace esta Peña, pues todo ello se hace por unos motivos, que no se quedan en los de "para que disfruten nuestros socios y amigos", sino que todo eso se pone con el mayor cariño, sabiendo que la visitarán también aquellas personas a las que tanto necesita esta Peña, pues ellas son una de las razones de nuestra existencia, por eso les debemos tanto. Me refiero a los discapacitados de la Cruz Blanca de Montequinto, a los de Auxilia y a los de Regina Mundi; así como a los grupos de ancianos de Monte Tabor, a los del Sagrado Corazón de las Hermanas Franciscanas, a los del Hospital de la Santa Caridad y a los de la Residencia de las Hermanitas de los Pobres y por supuesto a nuestras niñas de los Hogares de San Antonio, de Villanueva del Ariscal, y de Ntra. Sra. de las Mercedes de Fuentes de Andalucía y las de Santa Ángela de la Cruz.

¿QUIEN SON LOS DISMINUIDOS Y DISCAPACITADOS?

Qué sería de nuestra feria sin ellos, nuestros días de feria no serían igual, nos enseñan a disfrutar de las cosas y de la vida. Su ejemplo nos enriquece y nos ayuda a comprender muchas de las cosas que antes no le encontrábamos explicación. Su fuerza, su capacidad de amar, de sonreír, de disfrutar, de hablar, aunque sea con..., simples gestos, o ayudados de un doble folio plastificado con las letras del abecedario, con un "si" y un "no" y con números, hacen de ellos verdaderos ejemplos de vida dignos de imitar. Desde aquí os invitamos a que conozcáis otra feria, la feria de la solidaridad y la feria en la que te llegarás a preguntar “¿y yo de qué, por qué y de quién me quejo? Si tengo más de lo que me merezco”.
Ese día, si te aventuras a venir, saldrás de nuestra caseta como una persona nueva, y te harás la pregunta que más de uno nos hemos hecho ¿QUIÉN SON LOS DISCAPACITADOS Y DISMINUIDOS? ELLOS O YO, te lo aseguro.

ELLOS NOS ENSEÑAN A DISFRUTAR ELLOS NOS ENSEÑAN A DISFRUTAR